Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Pleno.- UPN y CDN rechazan todas las enmiendas a la totalidad presentada por la oposición a la reforma del IRPF


2006-10-11 12:33

La oposición denuncia que se reduce la capacidad recaudatoria de la Hacienda Foral y que perjudicará a las inversiones sociales

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Navarra rechazó hoy con los votos de UPN y CDN las cuatro enmiendas a la totalidad que presentaron los grupos de la oposición al proyecto de ley foral que modifica la ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El consejero de Economía y Hacienda, Francisco Iribarren, defendió en el pleno que el texto elaborado por el Gobierno contempla una rebaja de la presión fiscal para que los contribuyentes puedan tener mayores recursos económicos con un doble objetivo: favorecer un impulso del consumo de los ciudadanos y fomentar el ahorro de las familias.

Los grupos de la oposición (PSN, IUN, Aralar y Eusko Alkartasuna) advirtieron, sin embargo, de que esta ley implicará una reducción en la capacidad de recaudación de la Hacienda Foral, por lo que vaticinaron que el Gobierno dispondrá de menos recursos para financiar los servicios públicos. Además, consideraron que esta reforma perjudica a la redistribución de la riqueza.

Iribarren afirmó que la oposición ha hecho el trabajo que mejor sabe hacer, oponerse a todo, como han hecho siempre, y se preguntó a qué grupo de ciudadanos perjudicamos y sacamos de esta reforma para evitar un recorte en la recaudación de la Hacienda Foral. ¿A los pensionistas, a los discapacitados, a las familias numerosas, a los trabajadores por cuenta ajena? Aquí esta casi la mitad de la reforma. ¿A quién sacamos de esta reforma?, insistió.

La modificación del IRPF contempla la eliminación de un tramo y fija los tipos impositivos en seis, con porcentajes aplicables desde el 13% de la renta más baja hasta el 42% de la renta más alta. Según Iribarren, es más progresiva.

El parlamentario del PSN Josu Pardo reconoció que existe una mayor progresividad, pero denunció que se ha conseguido esto reduciendo el tipo máximo, fijado ahora en el 42%, frente al 44% contemplado anterior. Los dependientes y los discapacitados salen beneficiados y si este fuera el proyecto que nos traen, no habríamos presentado la enmienda, pero ustedes van más allá, denunció. Así, argumentó que la progresividad se queda corta y planteó que esta reforma sigue beneficiando más a las rentas más altas.

Y defendió que, al plantear una rebaja de la presión fiscal, el Gobierno conseguirá favorecer mucho más el consumo que el ahorro, lo cual puede ocasionar incrementos mayores de la inflación.

El portavoz de UPN, Carlos García Adanero, afirmó que los discapacitados, las familias numerosas, los pensionistas, los ciudadanos de la tercera edad están mejor con esta reforma fiscal que, además, generará más inversión y más empleo, sin renunciar a los servicios que está prestando la Administración. García Adanero afirmó que lo que le molesta a la oposición es que este Gobierno haga cosas, de hay la satisfacción de los ciudadanos.

El portavoz de IUN, José Miguel Nuin, consideró, sin embargo, que ésta es una reforma regresiva y de derechas, y explicó que para la izquierda es preferente darle la vuelta a estos cambios. Esta reforma es un ataque directo a la financiación del gasto social. Nuin advirtió de que esta reforma implicará más barracones en educación pública, más listas de espera en la sanidad, menos programas en Bienestar Social.

El portavoz de Aralar, Patxi Zabaleta, coincidió en que el texto es regresivo, o busca la redistribución de la renta, disminuye la capacidad recaudatoria, lo que nos lleva a la preocupación por las dificultades que habrá para financiar los servicios sociales.

Maiorga Ramírez, de Eusko Alkartasuna denunció, en la misma línea, que Navarra contará con menos recursos para afrontar gastos sociales y criticó, además, que quienes más se beneficiarán de esta reforma serán las rentas altas y, por tanto, no habrá redistribución de la riqueza.

Finalmente, el portavoz de CDN, Juan Cruz Alli, afirmó que esta reforma no tiene por qué implicar una reducción en el gasto público y apuntó que todo dependerá de cómo se distribuya la inversión. Según Alli, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prevé un incremento del gasto social y a la vez una reducción de la presión fiscal.

LA REFORMA

La reforma del IRPF del Gobierno reduce a seis los tramos de renta. El máximo se fija en 42% de la base liquidable, frente al 43% estatal, y el mínimo en el 13%, cuatro puntos por debajo de lo aplicado en el régimen general. Además, se incrementan los mínimos personales, familiares y de minusvalía. El coste de estas modificaciones es de 71,2 millones.

El presidente Miguel Sanz y Juan Cruz Alli, en representación de CDN, socio de UPN, explicaron en rueda de prensa que la reforma pretende compensar las desviaciones del IPC, incrementar la renta disponible para hacer frente al incremento de tipos de interés y propiciar el consumo, desde la consideración de que ningún navarro pague más que en el régimen general.

El tipo mínimo del impuesto queda en el 13%, con una rebaja de un punto respecto a lo anteriormente establecido, y el tipo máximo es el 42%, con una disminución de dos puntos respecto al anterior a la reforma.

La reforma aprobada por el Gobierno contempla una tarifa en seis tramos (uno menos que antes) y disminuye los tipos marginales y aumenta la longitud de los tramos en consonancia con la tendencia internacional que impera en países de la OCDE, explicaron. La rebaja de los tramos tiene una incidencia de 30,8 millones.

Según se informó, la presión disminuye en los tramos inferiores a 24.000 euros de base liquidable y aumento en los tramos superiores a este nivel de renta. El 65,45 % del coste de la reforma se imputa a las bases liquidables inferiores a 30.000 euros. Las declaraciones con bases liquidables inferiores a 18.000 euros, que constituyen el 67,73 % del total, obtienen una rebaja media del 20,45%. Las inferiores a 24.000 euros, que constituyen el 78,97 % del total, obtienen una rebaja media del 15,94%.

Las declaraciones con bases liquidables superiores a 30.000 euros constituían el 13,97 % del total y aportaban el 59,42 % de la cuota. Con la reforma aportarán el 61,38 % de la cuota. Las declaraciones con bases liquidables superiores a 60.000 euros constituían el 3,06% del total y aportaban el 29,61 % de la cuota. Con la reforma aportarán el 30,85 de la cuota.

Las declaraciones con bases liquidables inferiores a 18.000 euros constituían el 67,73 % del total y aportaban el 17,4 % de la cuota. Con la reforma aportarán el 15,6 % de la cuota. Las declaraciones con bases liquidables inferiores a 24.000 euros constituían el 78,97 % del total y aportaban el 29,79 % de la cuota. Con la reforma aportarán el 27,77 % de la cuota.

De los 71,22 euros de coste de la reforma, 30 se deben a un incremento de los mínimos deducibles de la base imponible. El mínimo personal pasa de 3.440 euros a 3.700. También se incrementa la reducción a los mayores de 65 años así como a los minusválidos. Entre el 33 y 65% de discapacidad, se pasa de 1.800 a 2.000 euros y a partir del segundo porcentaje, de 6.960 a 9.000 euros. Se atiende a las familias monoparentales. El mínimo por familiar por primer hijo pasa de 1.535 a 1.650 euros. También se incrementan en los siguientes hijos. Por cada hijo menor de 3 años, se pasa de 1.200 a 1.400.


Visualizada 239 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios