Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Pastor cree que Urkullu confirma la división en el PNV y que Ibarretxe no es candidato de consenso, sino por descarte


2009-01-30 14:20

Dice que López es la única alternativa para que Euskadi se sacuda el polvo de 30 años de gobiernos nacionalistas y desmontar feudos

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSE-EE de Bizkaia, José Antonio Pastor, aseguró hoy que el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, confirma la existencia de división interna en el PNV, que no tienen claro el proyecto de país y que Ibarretxe no es un candidato de consenso, sino que los es por descarte. Asimismo, aseguró que Patxi López es la única alternativa para que Euskadi se sacuda el polvo de 30 años de gobiernos nacionalistas y para desmontar feudos personales y políticos.

En rueda de prensa en Bilbao, Pastor se refirió, de esta forma, a las declaraciones de Urkullu recogidas en el libro de la periodista Maria Antonia Iglesias Memoria de Euskadi, en las que el presidente del EBB afirma que su relación con Ibarretxe la vive con muchas dificultades.

En su opinión, el PNV presenta a las elecciones no uno, sino dos proyectos que conviven bajo las mismas siglas. Por un lado, dijo, está el de Ibarretxe, el candidato a lehendakari, que ya ha dicho bien claro durante toda la legislatura y cada vez que le dejan hablar en esta campaña que quiere seguir con su proyecto soberanista, no sólo ilegal sino también ilegítimo desde su posición.

Un proyecto -añadió- que nos aportará inestabilidad, frustración, parálisis y una buena dosis de crispación, justo lo que no necesitamos ahora en plena crisis.

Por otro lado, señaló que el PNV presenta otro proyecto, sin que lo sostenga ningún candidato, sólo el presidente Urkullu, que es el de seguir en el poder a toda costa, sin otro horizonte que aplicar más de lo mismo, sin ideas, sin proyectos y sin ningún objetivo que no vaya dirigido al mantenimiento de los suyos en la red económica, política y clientelar que han conseguido tejer a lo largo de 30 años.

Esto no lo digo yo, lo ha ratificado, según hemos conocido estos días, Urkullu, que nos acaba dando la razón a los socialistas cuando decimos que hay división interna en el PNV, que no tienen claro el proyecto de país y que Ibarretxe no es un candidato de consenso, sino por descarte y que, además, nos engaña durante la campaña para volver a intentar otra vez al día siguiente de las elecciones lo mismo que ha venido haciendo desde la legislatura anterior.

Asimismo, el líder de los socialistas vizcaínos afirmó que el PNV nos oculta a todos cómo va a superar su vacilación entre la barricada patriótica de Ibarretxe y la nómina funcionarial del aparato, me temo que porque ellos mismos tampoco tienen la respuesta.

PASO HISTÓRICO

Pastor aseguró que las elecciones autonómicas del 1 de marzo van a ser un paso histórico y advirtió de que el ciclo político de la simple y permanente reivindicación autonómica, que los nacionalistas desearían prolongar eternamente, ha terminado.

Según dijo, el sentido patrimonial, de que el país es suyo, que ha sido característico del discurso del PNV ya no funciona y criticó que los últimos diez años de gobiernos nacionalistas no han hecho más que profundizar esa brecha entre la sociedad vasca y sus dirigentes, empezando por el lehendakari.

A su juicio, es increíble, casi una caricatura, que alguien que ha acabado con la tradición de diálogo y acuerdo entre diferentes que era norma en la política vasca, haya sido la misma persona que ha hecho que la palabra diálogo, sólo la palabra, haya sido la más escuchada de su boca.

En ese sentido, censuró que Ibarretxe ha concebido siempre el diálogo como el tiempo transcurrido desde que él propone algo hasta que su interlocutor le da la razón. Pastor indicó que esa extraña y personalísima forma de entender el diálogo la ha aplicado con los socialistas y con el resto de interlocutores, incluidos los de su propio partido.

Para Ibarretxe -dijo- todo es cuestión de tiempo. Pero se equivoca, se equivoca de lleno porque el tiempo corre en su contra. La vasca es una sociedad moderna, plural, viva, que no está dispuesta a aguantar a un lehendakari que rompe la lealtad para con el con el cargo democrático para el que le eligieron y se cree el líder mesiánico de un pueblo de 7.000 años y que amenaza con que seguirá intentando su consulta al menos durante los próximos 100.

Pastor afirmó que el Gobierno de Ibarretxe ha sido un ejecutivo de conveniencia y, en lugar de un Gobierno, hemos tenido una Unión Temporal de Intereses que, como era de esperar, ha saltado por los aires en el minuto uno en que se han convocado las elecciones.

El dirigente socialista indicó que parece como si hubiese una carrera a ver quién critica más duramente a sus compañeros de Gobierno y consideró que nadie diría oyendo a los dirigentes de EA que han estado ocho años en el Gobierno con el PNV y que, de hecho siguen estando. Pastor se preguntó si esos discursos incendiarios contra sus socios los preparan en el coche oficial que, aún hoy, les sube a Vitoria a los despachos que ocupan en el Gobierno que preside Ibarretxe.

Pastor lamentó que, en el difunto tripartito, sólo se han puesto de acuerdo en algunas cosas, en muy pocas, y una de ellas ha sido en criticar que la justicia investigue y actúe contra aquellas candidaturas que puedan estar impulsadas, dirigidas o controladas por ETA.

Tras precisar que no sabe lo que hará o no hará la Justicia con los recursos que parece que prepara la fiscalía, porque éste es un país garantista y los derechos de las personas son sagrados, advirtió que todo el mundo en Euskadi sabe qué es lo que pasa y quién manda en ese abertzalismo radical.

En ese sentido, Pastor manifestó que ser abertzale, independentista o lo que se quiera no es ningún problema en este país, pero advirtió de que lo que no se puede permitir es que un grupo terrorista presente una candidatura de personas de paja para que le hagan una parte de su trabajo.

Aparte de las consideraciones jurídicas, se mostró convencido de que la propia opinión pública vasca ya no se deja engañar y no se cree que sea iniciativa propia lo que no es más que el acatamiento de una instrucción recibida desde algún escondite.

UNICA ALTERNATIVA

Pastor aseguró que el candidato del PSE-EE a lehendakari, Patxi López, se ha convertido la única alternativa para que este país empiece a romper rutinas, inercias, a desmontar feudos políticos y personales, en definitiva a sacudirnos el polvo de 30 años de gobiernos nacionalistas. No hay otra posibilidad que la que representa el candidato del PSE, reiteró.

Asimismo, remarcó que hasta nuestros adversario reconocen que Patxi López en el único capaz de hacer ese cambio, desde quienes le atacan por querer apear a Ibarretxe hasta los que le piden ya consejerías. Aquí todo el mundo piensa ya que Patxi será el próximo lehendakari, aseveró.

En ese sentido, consideró que el mayor interés informativo de esta campaña va a estar en el debate o debates que se produzcan entre los dos únicos candidatos que pueden formar Gobierno: Patxi López y Juan José Ibarretxe, por lo que confió en que el candidato nacionalista no quiera presentarse como él solo contra todos porque sería una forma de hurtar el verdadero debate electoral. Solo hay dos posibilidades y ninguna más, subrayó.

Por último, preguntado por las declaraciones sobre Arnaldo Otegi del presidente del PSE-EE Jesús Egiguren que también recoge el libro de Maria Antonia Iglesias, Pastor precisó que no ha leído el libro, pero que supone que lo que habrá querido decir Jesús es que, desde su punto de vista, por su trayectoria ideológica (Otegi) será honesto con sus planteamientos.


Visualizada 152 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios