Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Oña defiende la elaboración de una Ley integral de siniestralidad laboral para luchar contra este tipo de criminalidad


2006-11-24 14:53

Dice que los delitos de riesgos no se persiguen de forma deseable y que bajarían los accidentes si se aplicará con rigor el Código Penal

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El fiscal coordinador de Siniestralidad Laboral, Juan Manuel Oña, defendió hoy la necesidad de elaborar una Ley integral de siniestralidad laboral porque podría ser un instrumento de especial importancia para la lucha contra este tipo de criminalidad.

Oña realizó estas declaraciones en Bilbao, a donde se desplazó para participar en el Consejo Confederal de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, al que también asiste, además del secretario general de UGT Euskadi, Damaso Casado, el líder del sindicato, Cándido Méndez.

En el transcurso de una comparecencia, manifestó el compromiso firme, decidido y enérgico del ministerio fiscal con la aplicación de la Ley penal cuando sea procedente. Tras asegurar que el compromiso de los fiscales es con las víctimas, indicó que la lucha contra la siniestralidad es un interés social de primera magnitud. El centro laboral no puede ser un lugar de riesgo, del que trabajador se libra si le acompaña la suerte. Ir a trabajar no puede ser jugarse la vida, afirmó Oña.

Además, destacó la necesidad de profundizar en la cultura de la prevención que, a su juicio, no puede ser sólo una exigencia ética, un imperativo ético y moral sino también un imperativo legal, que se traduzca en exigencias legales.

Juan Manuel Oña aseguró que el incumplimiento de la normativa laboral de prevención ha dejado de ser rentable, no sólo por las sanciones económicas, sino porque el ministerio fiscal está dispuesto a que se apliquen con todo rigor las disposiciones del Código Penal, que establecen penas privativas de libertad.

El fiscal afirmó que hay que luchar, además, contra una cierta tendencia que existe a privatizar los procesos penales, entendiendo que éstos se pueden resolver sólo con el pago de indemnizaciones.

En este sentido, apuntó algunos datos que constatan el aumento de la actividad judicial para dar respuesta penal a este tipo conductas. Oña apuntó que en 2000 se contabilizaron un total de 19 sentencias de las Audiencias provinciales y el pasado año la cifra ascendió a 92. En el caso de Euskadi, esta comunidad ocupó el sexto puesto, con un total de 20 sentencias (ocho en Gipuzkoa, siete en Bizkaia y cinco en Alava).

El fiscal también destacó la importancia de castigar situaciones de riesgo grave para que no se produzcan resultados lesivos, algo que recoge el propio Código Penal (delitos de riesgo).

Oña afirmó que este tipo de delitos no se persiguen de la forma que sería deseable e indicó que, en este ámbito, es muy importante la colaboración de los sindicatos que son los que pueden conocer en mayor medida dónde se están dando situaciones de riesgos. De aplicarse todo el rigor que prevé el Código Penal, daría lugar a menor resultados lesivos, manifestó,

CARNE POR PUNTOS

El fiscal no se mostró partidiario de un sistema de carné por puntos para las empresas que vayan incumpliendo la Ley, señalando no le parece factible y que existen otros procedimientos que pueden ser más efectivos, entre ellos, la publicitación de las empresas que infringen la normativa laboral, de las sentencias condenatorias, o de los escritos de acusación y querellas del ministerio fiscal.

Por otra parte, Oña detalló el trabajo que se ha desarrollado hasta ahora y que se ha concretado en la creación de una red nacional de fiscales de siniestralidad laboral. Asimismo, indicó que se están cerrando convenios con autonomías, el último suscrito con Euskadi, y también con sindicatos para que denuncien.

A estos instrumentos, añadió el de elaboración de protocolos de actuación que ya se están desarrollando en comunidades autónomas, una inciativa que podría concretarse en un convenio marco a nivel general.

Oña también se mostró esperanzado por la nueva Ley de Subcontratación en materia de Construcción, ya que, a su juicio, contiene algunas medidas que pueden se eficaces para avanzar en la lucha contra la siniestralidad, una idea compartida por el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien consideró que permitirá acotar la actual externalización de riesgos que se produce.

UGT

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, manifestó que la Seguridad y Salud laboral es una prioridad absoluta para el sindicato y, en este sentido, indicó que esperan que el contenido de la estrategia española de seguridad y salud laboral que está elaborando el Gobierno central repercuta en la mejora de los sistemas de prevención en las empresas y en el reforzamiento de los derechos de los trabajadores en materia de prevención, sobre todo, en las pymes.

En su intervención, el líder sindical indicó que sería importante que se incorporara a la Responsabilidad Social Corporativa, que sirve también como instrumento para mejorar las cotizaciones en Bolsa unas referencias a la prevencion de riesgos. Méndez denunció que, detrás de un riesgo laboral, hay un imcumplimiento legal y que, por tanto, es fundamental que la acción de la Justicia y la fiscalía se anticipe al riesgo.

En este sentido, también destacó que en 54% de las empresas con menos de 50 trabajadores que han tenido un accidente de trabajo se ha constatado que no había ni siquiera una primera evaluación general de los riesgos.

Por otra parte, calificó de buena idea la creación de un observatorio estatal de condiciones de trabajo para poder anticipar los escenarios de riesgo y tomar medidas para reducir la siniestralidad.

El líder de UGT manifestó la voluntad del sindicato de colaborar estrechamente con el fiscal coordinador de Siniestralidad laboral y destacó que la creación de esta figura ha supuesto un paso decisivo para la prevención de los riesgos laborales

Por su parte, el secretario general de UGT Euskadi, Damaso Casado, afirmó que se debe pagar el incumplimiento de la ley y que hay que ir a trabajar para ganarse la vida y no para perderla. Casado también denunció cómo influye en esta materia la falta de diálogo social en Euskadi y reprochó a ELA y LAB que no hayan acudido a la reunión conjunta convocada por Gobierno vasco para abordar la siniestralidad.

El dirigente de UGT Euskadi calificó esta postura de excluyente y prepotente e indicó que, a pesar de ello, confían en poder alcanzar a acuerdos para reducir la siniestralidad laboral.


Visualizada 219 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios