Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

La tirolina se carga también a Txintxe


2012-01-16 08:20

El gasteiztarra tuvo que abandonar la aventura lleno de impotencia.

El vértigo y el miedo a las alturas se han cobrado su segunda víctima en la Patagonia. Txintxe ya está de vuelta a casa por culpa de los 100 metros de altura del Cañón de la Buitrera. El alavés acabó llorando, lleno de impotencia, e implorando una oportunidad comiendo piedras, si fuera necesario, para seguir en el concurso. Las chicas se cobran una nueva pieza en la guerra de sexos en la que se ha convertido la aventura. Txintxe recibió el apoyo incondicional de Bárbaro en sus últimos minutos en Patagonia. El cubano montó su show particular al despedirse de su compadre y, por lo poco que pudimos entender, amenazó con abandonar el programa por culpa de la Organización (que no le había avisado de que el agua en esos confines de la Tierra estaba más fría que en las playas de Varadero). Pero Bárbaro no se retiró y volvió al campamento prometiendo pelea a las chicas y tocándose continuamente su ya famosa ?pinga?. Veremos cómo evoluciona la situación del cubano más carismático (con permiso de Fidel Castro).

Pero este segundo programa nos deja momentos imborrables:

1. Maritxalar vuelve a Patagonia como un auténtico sargento de hierro. La cara que se les quedó al verle aparecer en la cueva es de las que marcan época.

2. Migueliz tuvo un mal día de oficina. El policía local de Zarautz las pasó canutas cuando se enteró de que iba a ser el nominado de Manu y llegó a retar al ex boxeador a una pelea?(no parece una postura muy inteligente).

3. A Omar el hambre le está matando y dice estar dispuesto a cortarse sus partes nobles para poder alimentarse?

Para los amantes del cine gore el juego de inmunidad del domingo se puede convertir en un clásico a la altura de La noche de los muertos vivientes. Este año los supervivientes destriparon a una pareja de cerdos y dieron buena cuenta de sus vísceras depositadas en el interior de tres baldes repletos de sangre. Hay que tener muy buen estómago para meter la cabeza en tantos litros de sangre de cerdo, la verdad. El más caníbal fue Yeray. El irundarra hizo ganar el juego a su compañera Silvia. Los peores fueron

Más información:Eitb: La tirolina se carga también a Txintxe

Visualizada 252 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios