Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

La terapia del tren cautiva a una legión de indonesios enfermos


2011-08-02 11:14

Varios indonesios creen que de la supuesta energía eléctrica que transcurre por las vías tiene efectos curativos.

Oleadas de indonesios persiguen su cura con la terapia del tren, método peligroso que consiste en sentarse entre las vías del ferrocarril y agarrar con las manos los raíles para que el cuerpo reciba la corriente eléctrica que creen saludable.

Estos indonesios aquejados de reumatismo, escoliosis, artritis, hipertensión, insomnio y otras dolencias, creen que de la supuesta energía eléctrica que aseguran transcurre por las vías tiene efectos curativos.

Nadie sabe con certeza quién fue el promotor e impulsor de esta extraña manera de arriesgar la vida, pero lo cierto es que a diario antes del atardecer y desde hace más de un año, decenas de personas se sientan entre los raíles próximos a la estación de Cengkaren. Las habladurías han hecho tan popular la estación que hasta esta viajan enfermos procedentes de muchos rincones de la isla de Java, incluso desde los más apartados.

Uno de los practicantes habituales de este método que se identifica como Subiarsa, de 43 años, asegura a Efe que la terapia del tren le ha curado los dolores que sufría en una de sus piernas. La gente viene aquí a aliviar muchos males: diabetes, dolores musculares, migraña..., apunta convencido Subiarsa.

Las autoridades claman que han advertido hasta la saciedad y sin ningún éxito de que sentarse en las vías es peligroso y de que además no es una terapia curativa.

El jefe de estación de Cengkareng, Suari, afirma que la afluencia hasta esos tramos de la vía férrea de personas que han oído hablar de sus propiedades, tiene prácticamente desbordados a los empleados.

La última normativa de la red estatal de ferrocarriles indonesios y aprobada hace unos cuatro años establece que nadie puede utilizar las vías del tren para fines que no sean de transporte.

Pero la gente hace oídos sordos a los avisos y regresa, algunos casi a diario, para pasar el rato o para sentarse entre los raíles a su paso por esta barriada, que a raíz del fenómeno dicen que se ha tornado mucho más animada.

La Policía, ocupada con otros menesteres, alega que se trata de un problema social que nada tiene que ver con la seguridad pública, aunque los agentes de patrulla observan sin alterarse como algunas personas se tumban entre las vías para probar la terapia.

Indonesios



Más información:Eitb: La terapia del tren cautiva a una legión de indonesios enfermos

Visualizada 47 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios