Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

La economía navarra crecerá en 2007 en torno al 3,4%, y se espera que este año se cierre con una inflación del 2,7%


2006-12-12 14:16

Durante el tercer trimestre la economía foral se incrementó en un 3,9%, fundamentalmente gracias a la industria y la construcción

PAMPLONA, 12 (EUROPA PRESS)

La economía navarra crecerá en 2007 en torno al 3,4%, según las previsiones del Gobierno foral, que estima que durante el próximo año haya cierta contención del crecimiento, porque se prevé un descenso del consumo propio y un aumento de los tipos de interés. A pesar de ello, espera que los incrementos sean superiores al 3%, porque llevamos unos diez años con incrementos superiores a esta cifra.

Según explicó hoy en rueda de prensa el consejero de Economía y Hacienda, Francisco Iribarren, durante la presentación del Informe de Coyuntura Económica de Navarra julio-septiembre 2006, el año 2007 será otro gran año para la economía de Navarra.

La evolución de la economía foral en el tercer trimestre de este año se ha caracterizado por el notable dinamismo del crecimiento económico y del empleo, así como por el acusado retroceso de la inflación, lo que permite contemplar unas favorables previsiones para el año 2007, apuntó Iribarren.

Según señaló, el PIB generado por la economía navarra aumentó el 3,9% en el tercer trimestre de 2006, tasa dos décimas superior a la registrada en el periodo precedente. Este registro se situó una décima por encima del 3,8% alcanzado por la economía española, que continuó intensificando ligeramente su correspondiente perfil de crecimiento, y superó ampliamente la tasa del 2,7% contemplada en las primeras estimaciones para la zona euro, que moderó en una décima porcentual, en su conjunto, la trayectoria expansiva del segundo trimestre, subrayó el consejero.

Desde la perspectiva de la oferta, el comportamiento expansivo de la economía navarra en el tercer trimestre de este año se ha basado en el dinamismo de la industria y la construcción, mientras que los servicios han prolongado el estable ritmo de crecimiento del periodo anterior y la agricultura, por tercer trimestre consecutivo, siguió ralentizando su reducida tasa de aumento.

El valor añadido bruto proporcionado por las ramas primarias aumentó el 0,4% con respecto al tercer trimestre del pasado ejercicio, frente al 0,6% de crecimiento del segundo trimestre. La desaceleración adicional del escaso ritmo de avance de la actividad del sector, que esas tasas reflejan, se derivó del mayor retroceso de las producciones ganaderas, que acusaron los significativos descensos de la carne de aves, bovino y, en menor medida, porcino.

IMPORTANCIA DE LA INDUSTRIA

La industria navarra, a su vez, incrementó el valor añadido un 2,4% en el tercer trimestre, medio punto porcentual más que en el segundo, reforzando el proceso de paulatina recuperación de la actividad del sector que se viene observando desde principios de año. Por ramas de actividad, la mejora fue generalizada, correspondiendo el mayor dinamismo a las ramas de Papel, madera y muebles y Otra industria manufacturera. El nivel de confianza de las empresas ha mejorado, ya que ven buenas expectativas, sostuvo.

La construcción, como la industria, reflejó en el periodo analizado una tendencia expansiva acelerada, manteniéndose, al igual que en los ocho trimestres anteriores, como el sector que registra las mayores tasas de crecimiento de la actividad. El aumento del valor añadido generado por las ramas constructoras se elevó al 5,2% en el trimestre más reciente, por el 4,8% de los dos trimestres anteriores, al prolongarse el favorable comportamiento de la edificación residencial y de la obra en infraestructura.

A largo plazo, el Gobierno foral auguró que la construcción frenará su crecimiento. A corto plazo, sin embargo, prevé un comportamiento similar al del tercer trimestre, un buen tono en la industria y en los servicios.

Por su parte, las ramas de actividad terciarias mostraron en este tercer trimestre una evolución tan favorable como la registrada en los dos trimestres anteriores, alcanzando la misma tasa de aumento del valor añadido: un 4,5% sobre el mismo periodo del año anterior. Este estable y vigoroso ritmo de crecimiento se extendió tanto a los servicios de mercado, que mantuvieron su tasa de crecimiento en el 4,6% del segundo trimestre, como a los servicios de no mercado, que continuaron creciendo un 3,6%.

Desde la perspectiva de la demanda, las estimaciones de la Contabilidad Trimestral de Navarra reflejan que el repunte de la trayectoria expansiva de la economía navarra se basó, en parte, en la mejora de la demanda interna y, en parte también, en el comportamiento menos desfavorable de la demanda externa neta.

La demanda interna acentuó en una décima su aportación favorable al crecimiento del PIB, elevándola a 4,1 puntos porcentuales, como consecuencia del acelerado ritmo de aumento de la formación bruta de capital, que recoge un mayor dinamismo de la inversión en bienes de equipo y, sobre todo, de la inversión en construcción. Por su parte, el gasto en consumo final continuó creciendo de forma estable, con tasas de variación asentadas en torno al 4% tanto del consumo privado, que experimenta una pequeña mejora, como del consumo público.

Por su parte, la demanda externa sólo restó dos décimas de punto porcentual al crecimiento global del PIB, frente a las tres décimas de contribución negativa que registró en los dos primeros trimestres del año, añadió Francisco Iribarren.

EMPLEO

El acelerado ritmo de crecimiento de la economía navarra en los meses más recientes ha permitido que el mercado de trabajo regional presente un favorable comportamiento, con un aumento del empleo, en términos de Contabilidad Trimestral, que se acentúa al 3% en el tercer trimestre, frente al 2,9% del segundo. A su vez, el paro registrado en las oficinas del Servicio Navarro de Empleo descendió un 6,6% interanual en media trimestral, por el 5,9% de disminución precedente, elevándose al 7,7% la caída de octubre y al 6,9% la de noviembre.

Completando la favorable evolución del crecimiento económico y del empleo, la inflación de Navarra, al recoger la notable caída de los precios energéticos, se desaceleró hasta el 2,6% interanual al finalizar el tercer trimestre, desde el 3,8% de finales del segundo, recortándose al 2% en octubre por el 2,5% del conjunto de España. Ese último mes, la inflación subyacente de la región se situó en el 2,3%, tres décimas menos que en septiembre y cinco menos que en junio.

La recaudación líquida acumulada por el Gobierno de Navarra hasta el mes de octubre, incluido, se elevó a 2.732 millones de euros en el conjunto de impuestos directamente gestionados por la Hacienda Foral, un 15,4% más que en los diez primeros meses del pasado ejercicio. El aumento ascendió al 20% en el capítulo de impuestos directos y se situó en el 10,9% para el total de impuestos indirectos. Teniendo en cuenta la evolución de los ajustes fiscales con el Estado, las tasas y otros ingresos, la recaudación global llega a 2.887 millones de euros, el 15,9% más que un año antes.


Visualizada 173 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios