Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Juicio.- Los ocho acusados declararán hoy si el TSJPV decide no archivar la causa contra Ibarretxe y López


2009-01-12 08:43

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) hará público hoy, a las nueve y media de la mañana, si archiva la causa abierta por supuesta desobediencia contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, los representantes socialistas, Patxi López y Rodolfo Ares, y cinco representantes de la izquierda abertzale, entre ellos, Arnaldo Otegi, por mantener reuniones estando Batasuna ilegalizada por sentencia del Tribunal Supremo, que prohibía a esta formación cualquier actividad.

En caso de que el Tribunal que enjuicia la causa -presidido por Manuel Díaz de Rábago, e integrado también por Antón Subinas y Juan Carlos Benito Butrón- resolviera no sobreseer la causa mañana mediante una sentencia absolutoria, el juicio continuará con la declaración de los encausados. La vista oral está previsto que se prolongue hasta el próximo 22 de enero.

La decisión del TSJPV se conocerá a las nueve y media de la mañana, después de que el pasado jueves, en la primera y única sesión del juicio, tanto la Fiscal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma Vasca, María Angeles Montes, como la defensa de López y Ares, y de los cinco representantes de Batasuna, solicitaran el archivo de la causa en base a la doctrina Botín, por la que el TS afirmó que no se podía abrir juicio oral si la promovía la acusación popular, sin que ejercieran la acción penal la Fiscalía o la acusación particular.

Pese a que este argumento ha sido también defendido a lo largo de toda la instrucción por la representación legal del lehendakari, ésta decidió, al comenzar la vista oral, que, una vez que los encausados ya han sufrido la pena de banquillo y visto que, en reiteradas ocasiones, se le ha denegado el sobreseimiento del caso, su pretensión es que el juicio se celebre hasta el final para que se pueda demostrar la inocencia del presidente del Gobierno vasco, y de todos los demás.

El Tribunal, no sólo deberá decidir esta mañana si archiva y procede a dictar una sentencia absolutoria para los procesados, sino que también tendrá que dar respuesta a otras cuestiones previas planteadas por las partes, entre ellas, si se accede a que se solicite una comisión rogatoria con el fin de que las autoridades suizas faciliten las actas de la negociación entre ETA y el Gobierno, que se encuentra en poder del centro Henri Dunant.

El Foro de Ermua justificó su petición, a la que se adhirió Dignidad y Justicia, en que estos documentos demostrarán que la reunión que mantuvieron en San Sebastián el 6 de julio de 2006 López y Ares fue con Batasuna, y que era un compromiso adquirido en las negociaciones entre el Ejecutivo y la banda con el fin de dar por finalizada de facto la Ley de Partidos.

Este colectivo, que ejerce la acusación popular, también reclamó que se inadmitan los testigos que están llamados a declarar sobre el diálogo y la negociación política, y las testificaciones se limiten a los relacionados con los encuentros mantenidos entre los dirigentes del PSE-EE e Ibarretxe con los miembros de la izquierda abertzale.

Asimismo, el TSJPV deberá anunciar si suspende el juicio hasta que lleguen unas diligencias de la Audiencia Nacional solicitadas por Jone Goirizalaia, letrada de Otegi, Rufi Etxeberria, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena y Olatz Dañobeitia, para fundamentar su defensa. El abogado del Foro de Ermua no se opuso a que se pueda posponer la vista oral hasta que lleguen las pruebas solicitadas.

La abogada también pidió la suspensión del juicio, al considerar que se ha vulnerado el derecho a la defensa de sus representados debido a la dispersión. En este sentido, recordó que Etxeberria, Barrena, Petrikorena y Dañobeitia se encontraban encarcelados y su petición de que fueran trasladados a cárceles cercanas, por lo menos, un mes antes del juicio, con el fin de preparar su defensa, fue rechazada.

Asimismo, denunció dilación indebida en la celebración de la vista oral, solicitó que no se consideren pruebas periciales las testificaciones de los guardas civiles y policías citados como peritos por la acusación popular y que no se admitan las grabaciones sobre las reuniones al no haber sido supervisadas por la autoridad judicial ni contar con las garantías necesarias.

BATASUNA O IZQUIERDA ABERTZALE

Una vez que se conozca la decisión del Tribunal, y en caso de que no se proceda al archivo o a la suspensión del juicio, durante la sesión de mañana deberán declarar los ocho acusados. El primero en intervenir será Arnaldo Otegi, seguido de sus otros cuatro compañeros, para proseguir con el testimonio del lehendakari, Juan José Ibarretxe. Por último, prestarán declaración Patxi López y Rodolfo Ares.

Tal como hicieron cuando prestaron declaración durante la instrucción, Ibarretxe, López y Ares reiterarán que las reuniones fueron con la izquierda abertzale, frente a la afirmación de la acusación popular que basa sus peticiones de penas de prisión e inhabilitación en que los encausados infringieron la orden del TS al reunirse con Batasuna, cuyas actividades prohibió tras ilegalizar a esta formación.

Arnaldo Otegi y el resto de representantes de la izquierda abertzale defenderán la negociación y el diálogo para resolver el conflicto vasco, al igual que el lehendakari. Los socialistas e Ibarretxe también subrayarán el momento en el que se produjeron sus reuniones, en un contexto de proceso de paz, con una declaración previa de alto el fuego permanente por parte de ETA. Asimismo, Patxi López y Rodolfo Ares insistirán en que el juez de la Audiencia Nacional aseguró que no había delito en el encuentro y que su pretensión fue sólo que la izquierda abertzale se alejara definitivamente de la violencia.

La cuestión de que si Ibarretxe, López y Ares, se reunieron con Batasuna o con la izquierda abertzale centrará el debate durante el juicio. Las acusaciones populares defienden que éstos actuaron como cooperadores necesarios para que Batasuna pudiera mantener reuniones, prohibidas por el Supremo.

Por ello, el Foro de Ermua pide dos años y nueve meses de cárcel para Juan José Ibarretxe, por sus encuentros del 19 de abril de 2006, del 22 de enero de 2007 y de un tercero cuya fecha está sin determinar.

Asimismo, reclama nueve meses de cárcel para cada uno de los dirigentes socialistas, Patxi López y Rodolfo Ares, y entre uno y cuatro años para los acusados de la izquierda abertzale, además de penas de inhabilitación. Por su parte, Dignidad y Justicia pide tres años de prisión para Otegi, dos para Ibarretxe y Etxeberria, y uno para López, Ares, Barrena y Dañobeitia.


Visualizada 383 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios