Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Gracias al humor pueden salir a la luz verdades


2011-03-07 08:41

Pantzo Hirigarai (Baigorri, Baja Navarra, 1957) es conocido por sus obras de teatro. Participará junto a Kike Amonarriz en el ciclo Iparraldea Bertan! 2011.

¿En que contexto creciste?

Crecí en el caserío Intxaia del barrio Izpegiko Erreka de Baigorri. Nuestro padre era labrador, y la casa y la tierra en la que vivíamos no eran nuestras; estábamos de alquiler. Nuestra madre fue la que nos crió, ya que nuestro padre se encontraba trabajando fuera. Y comencé mis estudios en Baigorri, en el corazón de Baja Navarra.

¿Tuviste contacto con el euskera o con la cultura vasca?

Nada. Tengo que reconocer que hasta los 15 años no aprendí nada de euskera. Aunque fue mi lengua materna, nada más empezar en la escuela lo perdí. Entendía lo que decía la gente pero no era capaz de decir nada.

¿Cómo así?

En la escuela siempre hablábamos en francés. El euskera solo lo practicábamos con los adultos. De pronto, tuve una especie de revelación, un milagro. El primer año de la universidad conocí a gente que trabajaba alrededor del euskera en la Euskal Etxea de Pau y, tal y como dijo Xalbador, se me encendió la conciencia vasca. Conocí canciones que nunca antes había escuchado: Xabier Lete, Gorka Knörr, etc. Así me surgió la conciencia por la cultura vasca. Empecé a sentir hambre y sed por el euskera, y comencé a recuperar e introducirme en el mundo abertzale. Empecé a descubrir el pueblo que hasta entonces no había admirado y comencé a practicar el euskera de nuevo. Recuerdo haber leído en aquella época el libro Azken elurra, de Eñaut Etxamendi.

Pero no te detuviste en esa causa...

No, también tenía ganas de escribir en euskera, sentía la imaginación dentro de mi. Pero pensaba en francés. Gracias a la ayuda de Daniel Landarti entré en el grupo de teatro Xirrixti Mirrixti. Me dijeron que buscaban actores y yo me involucré inmediatamente. Temía no ser capaz de hacer nada. Tomé parte en la obra Nola jin, hala joan. Siempre recordaré mi primera intervención, no sé si alguna vez he sentido tanto miedo. Pero me encantó y seguí en el grupo alrededor de diez años más. En la década de los 90, mis compañeros de teatro me incitaron a escribir. En aquella época había pocos escritores y los grupos de teatro se centraban en obras clásicas de Larzabal. Así, creé India beltzak para Xirrixti Mirrixti en 1995.

¿Qué te ayudo a escribir?

Tengo que admitir que me ayudó a escribir la obra Antton eta Maria, que ofrecíamos en Irulegiko Irratia. Se me hacía más fácil escribir teatro para radio. Para el escenario, había autores más conocidos Landart, Larzabal, Monzon, etc. y no me atrevía a mezclarme con ellos. Y en la radio empecé a escribir Antton eta Maria junto a Marie-Agnes Gorostiague. A la gente le gustaba, así que decidimos seguir.

Trajiste el humor a la radio

No sé, pero hacer humor para radio se convirtió en mi marca: Antton eta Maria, Petzero, Gezur Flash, etc. He sido animador durante mucho tiempo, pero los últimos tres años he trabajado con temas de actualidad.

¿Cómo vives esa seriedad?

No es fácil. Muchas veces cuando estoy preparando una noticia, pienso en que podría hacer una parodia de lo que escribo. Pero no puedo, porque suelen ser noticias oficiales. Muchas veces, aunque sean fuentes oficiales, es difícil creer en lo que estás contando. Me siento frustrado por no poder reírme de este tipo de cosas.

Entonces, parodias como Gezur Flash son necesarias para ti.

Sí, claro, y no solo para mí. Las cosas no hay que tomarlas siempre en primer grado. Además, en l

Más información:Eitb: Gracias al humor pueden salir a la luz verdades

Visualizada 76 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios