Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

En estado grave por intoxicación de setas tres miembros de una misma familia


2006-10-18 13:53

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

Tres personas, miembros de una misma familia, que ingresaron el pasado día 15 de octubre en el Hospital de Navarra con un cuadro clínico propio de la ingestión de setas, permanecen ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado grave aunque evolucionando hacia una resolución positiva.

El consumo de las setas había tenido lugar el día anterior a su ingreso en el Hospital (14 de octubre) y presentaban síntomas de una importante afectación del estado general por alteración gastrointestinal aguda y repetitiva acompañado de afectación hepática, por lo que fueron ingresados en la UCI. Los análisis comprobaron la existencia de Amanita phaloides en los tres pacientes.

El departamento de Salud recomienda precauciones en la recogida y consumo de setas. Recuerda que el criterio básico para evitar intoxicaciones es consumir únicamente aquéllas de las que se sabe con toda certeza de qué especie son, y, en este sentido, deben rechazarse las setas sobre las que haya la menor duda en su identificación. Además, deben recogerse sólo las setas que estén en buen estado de conservación, evitando las que hayan empezado a descomponerse, estén empapadas por el agua o se hayan helado.

Los aficionados a la micología deben saber que son falsas las reglas generales para identificar setas tóxicas, como el ennegrecimiento del diente de ajo o la cuchara de plata. La Amanita phaloides, entre otras, no se detecta por estas pruebas.

Igualmente es falso que las setas comidas por caracoles o por otros animales no sean tóxicas; como ocurre con otras plantas, hay setas que son tóxicas para los humanos y no para los animales.

Las setas deben transportarse en recipientes rígidos y aireados, como cestos, para evitar que se aplasten o fermenten. Deben consumirse preferentemente a la mayor brevedad porque la mayoría se alteran con rapidez; si se conservan en frigorífico, el mejor lugar es el cajón de las verduras. Es recomendable comerlas cocinadas y con moderación, ya que algunas especies son de digestión difícil.

En la recogida de setas se ha de respetar el bosque, dejando intactas las setas que no se recojan. La práctica, bastante frecuente, de remover el musgo y la hojarasca provoca la desecación del suelo e impide que salgan más setas.

En caso de intoxicación, los afectados deben acudir a un hospital para recibir tratamiento médico en cuanto adviertan los primeros síntomas, por poco importantes que parezcan, porque la eficacia del tratamiento depende, en buena parte, de la rapidez con que se actúe. Los síntomas varían según la especie que los haya causado: dolor abdominal, hipersudoración, vómitos, diarreas, vértigo, postración, delirios, periodos alternativos de agitación y calma, entre otros.

Conviene que los afectados lleven al Hospital los restos de setas que hayan quedado para identificar la especie y aplicar el tratamiento adecuado. Es preciso que acudan todos los que hayan ingerido el mismo tipo de setas, aunque no presenten síntomas.

Estos suelen presentarse entre media hora y tres horas después de la ingesta, aunque las más graves, en particular la intoxicación por Amanita phaloides, se manifiesta pasadas 8 ó 10 horas, lo que indica que un periodo de incubación largo es señal de una intoxicación más peligrosa.


Visualizada 248 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios