Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Elena Anaya y Lucía Jiménez, la cara y la cruz de la alfombra roja


2012-02-20 10:22

Goya Toledo, con un vestido de Elie Saab, Blanca Suárez, con un vestido de corte sirena con tul y pedrería, y Silvia Abascal, en su esperado regreso, son las ganadoras del glamour de este año.

La alfombra roja de la vigésimo sexta edición de los premios Goya ha tenido de todo. Las actricez, y los actores, han querido dar estilo, elegancia y, en definitiva, glamour, a una noche de cine y estrellas. Algunos lo han conseguido, como la ganadora del Goya a la mejor actriz, Elena Anaya, pero, otros, no supieron acertar. Incluso los hombres, que suelen tener más fácil acertar con el modelito, fallaron. Ni los guapos Miguel Ángel Silvestre, Asier Etxeandia o Unax Ugalde fueron capaces de ajustarse el traje negro.

En esta ocasión, los tonos champán, el nude y el negro han sido los más escogidos por las actrices. Sin embargo, algunas lo han hecho con más acierto que otras. Elena Anaya fue una de las má elegantes, junto a Goya Toledo, de Elie Saab, Blanca Suárez, con vestido de corte sirena con tul y pedrería en pecho y cadera de Monique Lhuillier y Silvia Abascal, que no sabemos si lució más por su vestido o por lo radiante que reapareció la actriz después de sufrir un ictus.

Lo sencillo es a veces lo más elegante.No es necesario sobrecargarse para ir bien vestida. Esa es la pauta que debieron seguir María León, con un vestido de Lanvin, Manuela Velasco, de Carolina Herrera, o Marta Etura, de Gucci. El vestido de Cayetana Guillén Cuervo (Oscar de la Renta) es objeto de debate, perfecto para algunos, descompensado para otros. En cualquier caso, Cayetana estaba correcta.

Michelle Jenner abusó de look princesa. El vestido (Zuhair Murad) era bonito, espectacular, pero demasiado para una gala de los Goya. María Valverde lució un vestido de Dior que no le favorecía.

Belén Rueda (Pedro del Hierro Alta Costura) y Leonor Watling (Miriam Ocáriz), ambas de rojo, optaron por cortes más clásicos, pero elegantes. Impecables las dos, aunque Belén Rueda fallo en el peinado, que parecía el resultado de un fuerte vendabal. Juana Acosta escogió un vesitdo de Paco Rabanne de líneas sencillas, pero personalizó su look con sus labios y su melena. Marisa Paredes, de azul, acertó a ser correcta una vez más.

La moda es la manada; lo interesante es hacer lo que a uno le de la gana, decía Luis Buñuel. El problema es cuando hacer lo que a uno le da la gana significa ponerse lazos dorados en los tirantes del vestido y una diadema en un pelo imposible de deifnir, que es lo que creemos que hizo Pilar López de Ayala, que aunque iba de Nina Ricci no consiguió arregar lo del año pasado (con aquel inmenso tupé). Tampoco acertó Lucía Jiménez, vestida de alta costura de Pedro del Hierro. La actriz se decantó por un vestido con corte griego, pero no consiguió el efecto que hizo que ELena Anaya estuviera deslumbrante. El vestido no favorecía en absoluto a Lucía Jiménez, que le hacia inmensa. Melanie Griffith tampoco lo consiguió, pero debía estar más preocupada por preguntar a su marido, Antonio Banderas, para entender los chistes de Eva Hache (que se cambió varias veces de vestido y no acertó con ninguno).

Por mucho que lo firme Juanjo Oliva y queramos ver un toque de glamour al atuendo, Inma Cuesta<

Más información:Eitb: Elena Anaya y Lucía Jiménez, la cara y la cruz de la alfombra roja

Visualizada 35 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios