Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

El Tribunal Constitucional anula la subida salarial a los funcionarios de Navarra de 2001


2006-10-26 19:27

PAMPLONA, 26 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Constitucional ha anulado la subida salarial de los funcionarios navarros aplicada en 2001 por vulnerar artículos de la Constitución Española que atribuyen al Estado la planificación general de la actividad económica.

El entonces Gobierno del PP fijó para ese año una subida máxima del 2% para el personal del sector público, con objetivo de avanzar hacia un escenario de equilibrio presupuestario.

El TC estima que en Navarra la subida fue superior, ya que se estableció un mecanismo de compensación de la inflación real y una paga única no consolidable. Concretamente, la ley foral preveía que si la inflación real superaba a la prevista -del 2%- en el ejercicio siguiente se abonaría una paga con el diferencial y las subidas para los años posteriores se basarían en el IPC real, no el inicialmente previsto.

El TC concluye que ni los derechos históricos invocados por los representantes forales, artículos de la LOFAFNA sobre las competencias ni el hecho de que Navarra y el Estado firmasen un escenario de consolidación presupuestaria permiten flexibilizar la vinculación de la Comunidad foral a los límites básicos definidos por el Estado.

Esta sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, es la tercera que declara inconstitucional incrementos salariales de los funcionarios navarros. En mayo y junio de este mismo año se anularon las subidas aplicadas en 1997 y 2000.

Tras conocer entonces esos fallos, el Gobierno de Navarra respondió que, si bien respetaba la decisión de los tribunales, no tenía voluntad política de pedir la devolución a los funcionarios, dado que no estaba obligado a hacerlo mientras no hubiera orden de ejecución por parte del Estado, según expusieron el presidente Miguel Sanz y el consejero de Justicia e Interior, Javier Caballero, en comparecencia parlamentaria.

RECURSO DEL TJSN

En esta ocasión, la sentencia del TC, dictada el 11 de octubre, trae cuenta de un recurso de inconstitucionalidad planteado por la sala de lo Contencioso Administrativo de Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Lo hizo al analizar el recurso del abogado del Estado contra el decreto foral que fijó en 2001 las cuantías de la subida así como un mecanismo de compensación que se aplicaría en 2002. Según esta parte, la subida prevista en Navarra era del 4,1%, frente al 2% fijado por el Gobierno central, articulado a través de una disposición que compensaba la evolución real del IPC durante 2000 y otra que tomaba como referencia la subida real de 2001.

El letrado del Gobierno foral pidió la desestimación haciendo referencia a las competencias en materia de función pública y financiera de Navarra. La sala presentó una cuestión de inconstitucionalidad, recurso que planteó en junio de 2001.

Ante el TC, los abogados del Gobierno de Navarra y del Parlamento foral pidieron la desestimación. El primero aseguró que los Presupuestos generales de Navarra para 2001 cumplían el incremento máximo del 2%, y las disposiciones adicionales sólo preveían mecanismos de compensación del crecimiento real de la inflación. Adujo que la ley estatal autorizaba adecuaciones extraordinarias.

Además, defendió que Navarra cumplió holgadamente el compromiso con el Estado sobre previsiones de déficit en los ejercicios 1999, 2000 y 2001, ya que alcanzó superavit y redujo la deuda. Recordó también que la función publica era una competencia exclusiva de Navarra y defendió que Navarra no puso en entredicho las competencias del Estado, ya que el diferencial de Navarra es distinto y superior a la media estatal, por lo que se realizó con pleno respeto a los criterios de convergencia.

El abogado del Estado reiteró los argumentos antes expuestos. El fiscal general del Estado también se posicionó a favor de la inconstitucionalidad. Subrayó que la LORAFNA obliga a respetar los derechos y obligaciones esenciales que la legislación básica del Estado reconoce a los funcionarios.

El Tribunal Constitucional dictó una segunda sentencia, notificada al Gobierno el 3 de julio y referida a la Ley de Presupuestos Generales para 1999, declarando la inconstitucionalidad de la Disposición Adicional Primera, referida a las retribuciones del año 2000.

Asimismo, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha dictado una nueva sentencia, fechada el 31 de julio y notificada el 5 de septiembre, declarando la nulidad del decreto foral por el que se fijan las retribuciones para el año 2000, sin que haya alcanzado firmeza. Además, está pendiente un procedimiento similar contra el decreto foral relativo a las retribuciones de 2001, sin que haya habido hasta la fecha pronunciamiento del TC ni de la Sala de lo Contencioso del TSJN, indicó el consejero.

ANTECEDENTES

En mayo, el TC declaró inconstitucional la subida de 1997 al anular una disposición de la Ley Foral de Presupuestos Generales de Navarra para ese año.

En junio, el Tribunal Constitucional dictó una segunda sentencia, referida a la Ley de Presupuestos Generales para 1999, que declaraba la inconstitucionalidad de una disposición adicional referida a las retribuciones del año 2000.

Asimismo, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Navarra dictó el 31 de julio otra sentencia que declaró la nulidad del decreto foral por el que se fijan las retribuciones para el año 2000, sin que haya alcanzado firmeza, según explicó en su día el consejero Caballero.


Visualizada 225 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios