Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

El presidente de la Banca Popolare Ética dice que el dinero debe estar al servicio de la sociedad y no de las ganancias


2006-02-17 14:24

El banco ha financiado en siete años 4.500 proyectos relacionados con la cooperación internacional o las cooperativas sociales

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Banca Popolare Ética de Italia, Favio Salvatore, afirmó hoy en Pamplona que el dinero debe estar al servicio de la máxima de la utilidad social, y no al servicio de las ganancias económicas.

Favio Salvatore sostuvo esta idea en un encuentro que mantuvo con periodistas, antes de ofrecer una charla organizada por la Red Alternativa de Economía Solidaria de Navarra (REAS), en el Colegio Mayor Larraona.

La Banca Popolare Ética comenzó a funcionar en 1999 y cuenta en la actualidad con 26.000 socios y unos depósitos por valor de 500 millones de euros. En los últimos siete años ha financiado más de 4.500 proyectos relacionados con cooperativas sociales, agricultura ecológica o cooperación internacional.

El pasado mes de diciembre entró en funcionamiento en Navarra un proyecto de banca ética dependiente de la Banca Popolare de Italia, con sede en la calle Tejería de Pamplona, 28 (IPES). El objetivo de este proyecto, que también está en marcha en País Vasco, es obtener depósitos por valor de 60 millones de euros para obtener licencia bancaria e independizarse de la iniciativa italiana

Favio Salvatore reconoció que la generalización de los bancos éticos en el mundo desarrollado dependerá de cambios culturales, pero destacó que, en el caso de la Banca Popolare de Italia, ya se ha producido un cambio cultural. En 1999 dijeron que estábamos locos, que no entendíamos nada, que no era posible, y ya hemos demostrado que no era así, señaló.

A juicio de Salvatore, el sistema mundial no puede continuar de esta manera: 350 millones de niños trabajan nueve horas al día seis días a la semana, hay 3.000 millones de personas que no existen para los banco, vemos todos los días los problemas que genera la producción del petroleo.

El presidente del banco ético destacó que las multinacionales son fuertes porque nosotros las hacemos fuertes, pero si un día decidimos comprar un producto alternativa, entonces la economía civil se hará fuerte.

Según explicó Salvatore, en Italia hay 3 millones de ciudadanos que están de acuerdo con el proyecto de economía solidaria y con la banca ética, por lo tanto el problema no tanto el de obtener el apoyo de la gente, sino el de llevar a cabo estas ideas.

El presidente del banco destacó que el cambio cultural debe implicar que los emprendedores deben ser socialmente responsables, y deben regir su actividad con el principio de la utilidad social, y consideró que esto debería ser un imperativo absoluto.

En este sentido, Favio Salvatore destacó que el objetivo de la banca ética no es ser alternativa del sistema, sino contaminar el sistema con nuestros principios, que los bancos sean éticos y transparentes. El ahorrador debe saber exactamente dónde va a terminar su dinero, sostuvo.

Salvatore defendió que el dinero debe servir para dar respuesta a las personas y a las organizaciones más necesitadas y recordó que residen en Europa más de 37 millones de pobres, de los que 5 millones son ciudadanos sin techo.

PROYECTO EN LA CASA DE LA MAFIA

Como ejemplo de uno de los 4.500 proyectos que ya ha financiado el banco italiano en sus siete años de andadura, Favio Salvatore explicó una iniciativa que llevó a la construcción de una escuela de agricultura al sur de Italia, en la casa que fue tradicionalmente usado por un conocido mafioso, actualmente en prisión.

La Banca Popolare financió las obras de transformación de la vivienda en escuela, en la que ya se han formado miles de jóvenes que trabajan en los mismos terrenos que fueron propiedad de la mafia y donde actualmente se produce pasta, harina, vino o aceite.

BANCA ÉTICA EN NAVARRA

Organizaciones sociales de Navarra presentaron recientemente en Pamplona un proyecto de banca alternativa para ofrecer préstamos a los proyectos relacionados con la cooperación internacional o ayuda a personas en riesgo de exclusión, garantizando al mismo tiempo unos servicios financieros sin riesgos para los ciudadanos que depositen sus fondos en el banco. Esta iniciativa es conocida como Proyecto FIARE, funciona también en el País Vasco y depende de la Banca Popolare Ética de Italia.

La Red de Economía Alternativa y Solidaria de Navarra, que ha puesto en marcha el proyecto en Navarra, está compuesta por 33 asociaciones, entre ellas, Proclade, IPES, la Fundación Adsis-Equimercado, Gaztelan, Secretariado Gitano, Mugarik Gabe, Hegoak, Setem, Varazdin, Traperos de Emaús, Asociación de Consumidores Ecológicos Landare, y la Comunidad de Base Oteiza.

IU APOYA LA BANCA ÉTICA

Por otra parte, Izquierda Unida de Navarra mostró su apoyo al desarrollo de la banca ética en Navarra con la presentación de una moción en el Parlamento foral en la que insta al Gobierno de Navarra a adoptar medidas jurídicas, financieras y organizativas para la participación de la Red Navarra de Economía Solidaria en las Administraciones Publicas, así como para el apoyo a determinadas actividades a desarrollar por estas organizaciones en el ámbito de la información a los consumidores sobre las ventajas de la banca ética.

IUN destaca en su moción que la economía solidaria participa en la lucha contra las causas de la exclusión y la pobreza, y quiere promover un desarrollo duradero integrando las necesidades de las generaciones actuales y futuras.


Visualizada 269 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios