Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

El jefe de Endocrinología de SNS advierte de la importancia de perder masa abdominal antes que reducir kilos


2009-01-16 13:18

El departamento de Salud organizó hoy un Desayuno con salud para tratar las dietas tras los excesos de Navidad

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

El jefe de Servicio Asistencial de Endocrinología para el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Luis Forga, advirtió hoy de lo especialmente problemático que es, no sólo el exceso de peso sino, sobre todo, su localización abdominal. Por eso recomendó, tras las fechas navideñas, no obsesionase con reducir kilos y volver pronto a la rutina.

Forga realizó estas declaraciones durante un Desayuno con salud organizado por el departamento de Salud del Gobierno de Navarra en el Hotel Iruña Park de Pamplona, con el objetivo de tratar el tema de las dietas y la obesidad tras los excesos de las celebraciones de Navidad.

Según recalcó, después de estas fechas hay que plantearse el tema de la obesidad porque muchas personas llegan al 7 de enero con unos kilos de más. Sobre todo, hizo hincapié en el riesgo que supone la concentración de la obesidad en el abdomen, que puede provocar enfermedades como diabetes, colesterol, artrosis o trombosis.

Para detectarla dijo que vale la pena medir el perímetro de la cintura, cuyos límites de normalidad en el varón son de hasta 102 centímetros y en la mujer, de hasta 88. Explicó también que en personas a partir de la quinta etapa de la vida tener sobrepeso puede aumentar en un 40 por ciento su mortalidad.

En este sentido también se pronunció otra especialista en Endocrinología, Ana Zugasti, quien explicó que a la hora de diagnosticar la obesidad hay que tener en cuenta el índice de masa corporal y, sobre todo, saber dónde se localiza ese exceso de grasa midiendo el perímetro abdominal.

Según ese índice, en la actualidad el 30 por ciento de la población tiene una cintura de riesgo, que deberá reducirse antes que perder peso. Para ello, habrá que consultar al médico, proponer cambios en el estilo de vida y seguir un tratamiento individualizado.

A su juicio, es necesario abandonar el concepto de peso ideal y la habitual expresión de me sobran tres kilos, para sustituirlo por peso saludable. El objetivo será, añadió, la pérdida de la masa grasa de la cintura y no obsesionarse tanto con los kilos porque la obesidad es una enfermedad crónica, que en la mayoría de los casos es incurable pero sí controlable.

También Forga insistió en la idea de no obsesionarse con alcanzar un determinado peso, porque a veces perder entre un 5 y un 10 por ciento del peso actual es suficiente para mejorar metabólicamente y a veces simplemente cambiando de hábitos se observan mejoras palpables. Este peso no deberá perderse en un tiempo inferior a seis meses.

Sobre las consultas que recibe anualmente el área de Endocrinología del Hospital de Navarra, explicó que de las 3.500 totales, un 6 por ciento son sobre obesidad; un 22 sobre diabetes y un 7 por ciento sobre colesterol.

Por su parte, la enfermera de Atención Primaria Guillermina Marí explicó que las consultas navarras están estos días atendiendo a muchos pacientes preocupados por los excesos de las fiestas a los que aconsejan volver pronto a la rutina y a la moderación y no quitarse comida ya que esto sólo provoca ansiedad, que normalmente acaba en atracones.

En su opinión, hay que tener muy presente una serie de pautas como cocinar de manera más saludable, al horno, o a la plancha, beber agua, mantener una rutina de ejercicio sin necesidad de apuntarse a un gimnasio y no hacer caso de dietas milagro, que carecen de respaldo científico.

DIETA Y EJERCICIO

La directora de Salud Pública, Marisol Aranguren, resaltó la relación entre dieta y ejercicio y las cifras que sitúan a los jóvenes navarros en riesgo de sufrir en el futuro enfermedades cardiovasculares.

En su exposición hizo alusión a una encuesta ya publicada con datos de 2007 que apunta a que un 34 por ciento de los jóvenes navarros varones tiene sobrepeso, cifra que se reduce hasta el 18 por ciento en el caso de las mujeres jóvenes.

En este sentido insistió en la necesidad de fomentar la información sobre estilos de vida saludables, también en adultos con buena salud que normalmente no acuden al médico.

También Forga expuso que conviene incidir en estos hábitos desde niños en el hábito familiar y subrayar, sobre todo, la actividad física. Sobre las consultas médicas, Aranguren también destacó que la mayoría de las mujeres acuden por razones estéticas y su el papel es darle la vuelta y explicar que se trata más de un problema saludable.

Por último, la consejera Kutz también expuso una serie de consejos para evitar la obesidad y que consisten en levantarse con tiempo para desayunar tranquilamente, pesarse por la mañana para controlar el peso, moverse, comer verduras y reinventar sus hábitos para de esta manera, vivir más años y mejor.


Visualizada 166 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios