Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

EA cree que el Gobierno debe asumir un papel todavía más activo ante la crisis y reclama retomar la fusión de cajas


2009-01-28 13:06

Dice que las cosas se han hecho mal en las ayudas a la banca y apuesta por recuperar el diálogo social tras años de desacuerdos

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de EA, Unai Ziarreta, reclamó hoy que el Gobierno vasco debe asumir un papel todavía más activo y protagonista para sacar a Euskadi de la crisis, que apostó por combatir con inversión pública y gasto social. Asimismo, señaló la necesidad de recuperar, en la actual coyuntura, el diálogo social y el proyecto de fusión de las Cajas vascas.

En su intervención en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, Ziarreta advirtió de que la crisis va a ser un inquilino molesto durante una temporada a pesar de que el escenario vasco sea bastante mejor que el de otras economías de su entorno. En este sentido, indicó que salir de ella va a ser costoso, duro y complicado y, por ello, no hay que descartar una revisión a la baja de las previsiones de crecimiento del Ejecutivo vasco.

Tras apelar a no caer en la autocomplacencia, insistió en la necesidad de no dejar pasar la oportunidad para corregir errores y cimentar el futuro con bases sólidas, recordando que hoy estamos pagando las facturas del modelo económico existente. El neoliberalismo es el gran derrotado por la crisis, aseguró el dirigente de EA, para el que la salida a este oscuro túnel vendrá necesariamente a través de políticas más intervencionistas.

De este modo, señaló que al Gobierno le corresponde asumir el papel director de la economía para corregir las desviaciones del libre mercado y garantizar el bienestar de la ciudadanía. En este sentido, se mostró convencido de que el Ejecutivo vasco, a pesar de las medidas que ya ha adoptado, todavía debe asumir un papel más activo y protagonista para sacar a Euskadi de la crisis.

En esta línea, destacó la relevancia de la inversión pública, advirtiendo de que no basta con facilitar la financiación de las empresas privadas, sino que el Gobierno debe estimular directamente la economía mediante la puesta en marcha de proyectos que supongan importantes inversiones en obra pública. Para ello, pidió no tener miedo al endeudamiento de las instituciones, porque en tiempos de crisis no puede haber sitio para el superávit presupuestario.

Asimismo, señaló que el gasto público es una herramienta básica para frenar la destrucción de empleo y mantener el peso específico de la industria en la economía mejorando su productividad y competitividad. Según indicó, no hay más camino que potenciar un sistema vasco de ciencia, tecnología e innovación hasta conseguir que ésta sea nuestra seña de identidad en el mundo.

Por otro lado, subrayó la necesidad de preservar y mejorar todas y cada una de las conquistas del Estado de bienestar y agregó que el bienestar no es gasto sino inversión tanto desde el punto de vista social como en la creación de empleo cualificado, con nichos de empleo que tenemos que explorar y explotar.

El dirigente de EA demandó una política fiscal progresista que permita plantear el sistema fiscal en su conjunto en términos de solidaridad, así como un marco vasco de relaciones laborales para dar la respuesta más adecuada a cada problema en cada momento.

Tras años caracterizados por los desacuerdos entre la administración y la mayoría sindical vasca, expresó la voluntad de su partido de recuperar el diálogo social, el acuerdo y el consenso. Seguramente todos hemos cometido errores, pero esa situación tiene que acabar, reivindicó.

Según apuntó, en temas tan importantes como los Expedientes de Regulación de Empleo, es condición básica y fundamental que cualquier ERE que pueda aprobarse en próximos meses sea fruto de un pacto con los trabajadores. Asimismo, demandó que se impida que las empresas tengan la tentación de utilizar este momento de dificultad económica como excusa para intentar justificar recortes de plantilla que nada tiene que ver con la crisis.

También consideró necesario retomar la fusión de las Cajas vascas, abortada por el PP y el PSE con una gravísima irresponsabilidad, tras las elecciones del 1 de marzo.

De esta manera, destacó la necesidad de contar con una institución financiera que sea capaz, conociendo las claves de este país, de insuflar dinero a la pequeña y mediana empresa, a los particulares, sea un instrumento financiero fuerte que impida que los grandes centros de decisión, como puede ser en empresas como Iberdrola, tengan el riesgo de sacarse fuera de aquí.

AYUDAS A LA BANCA

Por otro lado, Ziarreta se refirió a las ayudas concedidas desde el Gobierno central a la banca censurando las cosas se han hecho mal. Ha habido una situación de urgencia en la que el Gobierno del Estado español ha salido insuflando dinero a la banca pero sin fijar condiciones que se tenían que haber fijado de salida, que ese dinero tenía que ser prioritariamente para fomentar la aceleración de la economía, censuró.

Por ello, agregó, ahora vemos a Solbes que está, poco más o menos, pidiendo de una manera poco elegante a los bancos que las ayudas de las que se han beneficiado revierta en los particulares y en las empresas. Lo que hay que hacer es fijar esas condiciones con cierta concreción, reiteró.

Asimismo, censuró el papel absolutamente denunciable que a su entender está jugando el PP intentando meter miedo y hablando siempre de la incapacidad del Gobierno para hacer frente a la crisis, cuando lo que hay que transmitir es seguridad y fomentar el consumo.


Visualizada 74 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios