Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

Balza cree superable la crisis del proceso a corto plazo, pero que si no hay movimientos de presos para enero se acabará


2006-12-10 10:49

Dice que, si el proceso se rompe, es que no ha habido voluntad real y que se niega a creer que es una añagaza de ETA para rearmarse

BILBAO, 10 (EUROPA PRESS)

El consejero del Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, afirmó hoy que la crisis del proceso de paz se va a superar a corto plazo. Además, consideró que, si no se trabaja en política penitenciaria, va a ser muy difícil avanzar. Por ello, afirmó que, si de aquí a enero no hay movimientos, entonces, apaga y vámonos.

En una entrevista concedida al diario El Correo, recogida por Europa Press, consideró que, si el proceso se rompe ahora, es que nunca ha habido voluntad real de paz y se negó a creer que es una añagaza de ETA para rearmarse.

Balza se mostró convencido de que estamos ante una oportunidad real de lograr la paz y, por ello, señaló que, a corto plazo, se va a superar la crisis actual y va a seguir habiendo oportunidades para el proceso.

Estamos ante un proceso con bases fundamentadas en la política, no es un proceso dirigido desde las policías. Batasuna ha tenido unos años de cambio y de profunda reflexión política, como se manifestó en Anoeta. El Gobierno español ha entendido que había una oportunidad real y ha puesto en marcha un mecanismo de contactos internacionales, lo que es positivo. Y el tripartito ha decidido apoyar una oportunidad real, trabajando con total lealtad con el Estado. Son claves políticas potentes para poder creer en el futuro del proceso, destacó.

Además, respaldó las declaraciones del presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, cuando afirma que, si esto sale mal, pase lo que pase, la culpa va a ser de ETA. No podemos olvidar los referentes éticos. Una cosa es encontrarle una solución que nos guste a un problema político y otra totalmente distinta es decir que, si no pasa no sé qué respecto a la autodeterminación y la territorialidad, vuelvo a desenfundar. Eso rompe una de las claves, que es la separación de política y violencia, aseveró.

El titular de Interior manifestó que, de un tiempo a esta parte, está habiendo movimientos como el robo de pistolas o la violencia callejera, pero también hay movimientos negativos en la parte de los partidos democráticos.

La paralización de la nueva orientación de la política penitenciaria o la falta de garantías para la vuelta a la política de Batasuna son reales. Nada justificaría la vuelta a la violencia, pero esas cuestiones existen. Y creo que, en los procesos de paz, los pasos tienen que ser simultáneos, dijo.

Por ello, apostó por volver a considerar los principios básicos del proceso: el cese irreversible de la violencia, la no mezcla de violencia y política, y el desarrollo de acuerdos políticos por los partidos vascos que serían respetados por el Estado.

PRESOS

Tras precisar que él tiene una oposición crítica a la política penitenciaria del Gobierno, indicó que se debería haber ejecutado ya o, al menos, haber avanzado en los principios. Estamos ante un tema fundamental que trasciende al propio proceso. Pero, claro que la crítica es mucho mayor a ETA. Un retraso en la política penitenciaria retrasa el proceso. Un replanteamiento de ETA, lo rompe, advirtió.

En su opinión, no existe una fecha límite para el alto el fuego de ETA. Cuando ETA ponga una fecha es porque ya habrá decidido romper. Todo depende, por ejemplo, de si hay una campaña potente de presos en navidades y de cómo se gestiona. Sacar fotos fijas en un proceso a dos o tres meses vista es pensar que no se va a mover nada. Si de aquí a enero no hay movimientos, entonces apaga y vámonos, aseguró.

Javier Balza señaló como obstáculos del proceso la violencia, la política penitenciaria y una cierta intención de ETA de condicionar la política. Nos encontramos ante problemas que ya sabíamos que existían desde el comienzo. Entonces, la primera pregunta es: ¿de qué hablaron el PSE y Batasuna antes del proceso? Si esto no estaba previsto, es que no hicieron sus deberes, apuntó.

En esta línea, dijo que no cree que eso haya pasado y manifestó que, si el proceso se rompe ahora, es que nunca ha habido voluntad real. Y no me lo quiero creer. No me quiero creer que esto es una añagaza de ETA para un rearme y recuperar la legitimidad en sus bases. Ni me quiero creer que Zapatero sólo ha buscado ganar tiempo para diferenciarse del PP, agregó.

Para Balza un cambio en las prisiones no garantizaría por sí solo el proceso, pero, si no se trabaja en ese campo, es muy difícil avanzar.

AGLUTINAR LAS BASES

El consejero de Interior afirmó que la izquierda abertzale ha conseguido reaglutinar a su masa social y activarla políticamente. Eso, desde un punto de vista de oposición política, puede ser malo. Pero yo prefiero que estén agrupados y con un proyecto. Es mejor eso a que estén en un miasma de descontento en el que puede pasar cualquier cosa, como gente que se descuelga o que hace fuerza desde la radicalidad. Pero ellos son conscientes de que sentarse en una mesa es un ejercicio de dureza muy alto -hacer la paz es más difícil que la guerra- y necesitan líneas aglutinadas, dijo.

En su opinión, afrontar otras elecciones municipales sin una expresión de la izquierda abertzale, sería una alerta roja a la democracia en este país.

Preguntado por EHAK, señaló que eso es un tapujo y lo sabemos todos, es una salida de urgencia ante las últimas autonómicas. Me parece injusto decir que el conjunto de la izquierda abertzale está representado en EHAK. Eso no es Batasuna. Otra cosa es que hayan asumido su papel político porque no tenían otra alternativa. El PSE está porque está Patxi López en el cartel; el PNV está porque está Ibarretxe en el cartel. Y Batasuna estará cuando esté Otegi en el cartel, añadió.

Además, consideró que los actos de violencia callejera siempre están dirigidos. Todo el mundo sabe, tanto la policía como el ciudadano, cuándo unos borrachos queman un contenedor o cuándo es un ataque de kale borroka. En marzo se trataba de un gamberro claramente. Y ahora es una presión de kale borroka; y muy medida para que no haya presión individual. Esto es una prueba de su organización, porque no quieren dar un paso que sea insoportable y rompa el proceso, señaló.

Por último, calificó de incomprensible que Zapatero dijera que el preso de ETA, Iñaki de Juana Chaos apuesta por el proceso de paz. Yo no tengo ni idea de si De Juana es o no partidario del proceso. De Juana tiene una lucha procesal por su situación personal que no representa al colectivo de presos, concluyó.


Visualizada 195 veces
+ Añadir noticia   + Modificar/borrar noticia

Insertar un comentario

Texto:
Usuario: Anónimo
Usuario registrado Antes te tienes que registrar sino serás usuario anónimo
Acepto Aviso legal
Se han encontrado 0 comentarios. Mostrando de 1 a 0

0 comentarios