Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí, Si continuas navegando estás aceptándola.
EU | ES
Menu
Logo kaixo.com Logo kaixo.com
Logo bilatu
Logo usuario

"Itzal marra (Línea de sombra)", exposición de Ibon Aranberri

Ibon Aranberri, primer artista que ha participado en el proyecto Museo Bikoitza, ha presentado en el Museo San Telmo el resultado del año de trabajo en el museo: Itzal marra (Línea de sombra). Se podrá visitar a partir del 11 de junio, en el museo.


En esta primera edición, Ibon Aranberri ha creado una instalación doble conformada por materiales y estratos surgidos de los fondos desplazados del museo. Bajo el título Itzal marra (Línea de sombra), por un lado, reconstruye una estructura manufacturada como sistema de almacenaje, y, por otro, presenta una colección completa de calcos generados sobre las inscripciones de superficies encontradas. La primera de las instalaciones está ubicada en el claustro, la segunda en el almacén de lápidas (junto al atrio de la iglesia).


Así explica el artista su obra:


“Al convertirse en museo, el antiguo convento fue transformándose en una infraestructura funcional adaptada al servicio público. Como proyecto surgido de la industrialización inició la tarea de conservar materiales y vestigios de los modos de vida en proceso de cambio, con la misión de organizar un relato cultural que atendiera las necesidades de la sociedad moderna.


En el tiempo, la colección ha ido prestándose a nuevas revisiones hasta adoptar la condición de un inventario consultable y didáctico. Así, el museo ha tendido a la desmaterialización, de tal manera que la identificación ya no pasa necesariamente por palpar el registro físico, sino por el acceso a su huella. Este desplazamiento ha permitido vaciar la arquitectura interior, acondicionándolo de acuerdo a los nuevos usos.


Paralelamente, los espacios habituales de almacenaje se han ido deslocalizando. Estos depósitos constituyen hoy la exterioridad del propio museo. Gran parte de los materiales allí acumulados proceden de usos y situaciones anteriores. Al compartir el mismo departamento, los límites diferenciales entre categorías clásicas como patrimonio, colección y cultura material acaban difuminándose.


Las reformas generaron su propio excedente patrimonial, al renovar o modificar su ámbito. Algunos de los  objetos que fueron aflorando proceden de los componentes del propio edificio. Las distintas excavaciones practicadas por urgencia en el subsuelo aportaron nuevas piezas. Estos restos fueron acumulándose, hasta atraer otros similares. La acumulación final atraviesa las distintas fases históricas del museo y constituye uno de sus signos de identidad.


Entre los materiales abundan las lápidas sepulcrales, ocupando considerablemente los almacenes.  Proceden mayoritariamente del propio pasado del museo y de enterramientos en iglesias colindantes. Sobre losas de arenisca desgastada se repiten apellidos familiares de comerciantes de siglos pasados, trasladadas al museo como repositorio de los legados de la ciudad, al evolucionar las formas de sepultura.


Inicialmente las lápidas expuestas mantuvieron su orientación horizontal, separadas levemente del suelo, indicando así su posición original. A consecuencia de las políticas museísticas comunes,  que priman la circulación ante la contemplación y favorecen la percepción visual, estas lápidas han ido elevándose hasta adquirir una posición vertical, liberando espacio y proponiendo una aproximación frontal. En ese proceso, el cuerpo tridimensional original acaba reduciéndose en superficie plana.


Una estructura metálica modular, forjada a medida en el pasado como acumulador de lápidas. Es el modelo de un sistema centralizado, de cuando el almacén convivía con otros entornos del museo, antes de la externalización de servicios. La estructura ha sido recuperada y ampliada, manteniendo las marcas de su desmontaje como instrucción para una reconstrucción futura que nunca tuvo lugar. Se presenta ahora como forma exenta, trasladada al espacio expositivo.


Por otro lado, las lápidas colocadas en el nuevo almacén visitable del museo han sido sometidas a distintas técnicas de calco, generando imágenes múltiples, y quedando ocultas bajo su  representación. Los calcos marcan y desvelan las inscripciones que contienen las superficie cubiertas por el papel, al igual que difuminan su imagen. Como ejercicio de atlas completo, se han añadido calcos de unidades y fragmentos que se encuentran apartados en almacenes auxiliares. También se han realizado calcos sobre lápidas que, procediendo del subsuelo del museo, fueron custodiadas por otros órganos competentes, al haberse clasificado como arqueología.”


 


Museo Bikoitza


El museo presentó Museo Bikoitza / Museo Doble en 2018, dando continuidad al trabajo que Asier Mendizabal presentó en el Museo San Telmo en 2014, Soft Focus.


Es un programa de intervenciones periódicas en el museo que realizará anualmente un/una artista invitado/a (Asier Mendizabal invitó a Ibon Aranberri), quien trabajará en conexión con el museo en la producción de un proyecto inédito. El objetivo es propiciar a una serie de relecturas de la colección y del relato museográfico por parte de artistas del entono más cercano.


El resultado de ese trabajo formará parte del programa expositivo durante un año para finalmente añadirse a la colección de arte del museo, señalando, aunque no supliendo, la necesidad de incorporar cada momento presente al patrimonio y al relato de la colección de San Telmo.


El o la artista que realiza cada proyecto participa de la elección, invitación y seguimiento del proyecto siguiente. De esta manera, a largo plazo, el resultado acumulado del programa no estará vinculado al criterio particular de una sola persona, sino que se irá formando a través de una colectividad comprometida con el museo por medio de su participación en él.


Lo posibles ámbitos de trabajo para la persona invitada son la colección, museografía, y el contexto y la historia de de San Telmo.


 


Ibon Aranberri


Ibon Aranberri estudió diseño y escultura en la UPV y en la escuela  politécnica de Milán. Tras participar en los talleres de Arteleku completó su formación en diferentes centros de Nueva York y Japón. Desde entonces ha desarrollado una amplia trayectoria. Esporádicamente realiza labores docentes y colabora con medios de comunicación escritos. Ha presentado exposiciones individuales en la Secession de Viena, la Fundació Antoni Tapies de Barcelona, el Museo Reina Sofía de Madrid, la Kunsthalle Basel, o la Frankfurter Kunstverein. Entre sus exposiciones colectivas destancan: Región, Fundación Cerezales, León, 2018; Histories of a Global Hub, Suzhou Art Museum, China, 2016; 16th Sydney Biennale, Documenta 12, Kassel; o Manifesta 4, Frankfurt. Próximamente participará en la  10th Göteborg Biennial.

Fecha inicio:2019-06-11
Fecha fin:2029-12-30

Dirección: San Telmo Museoa, Donostia / San Sebastián

"Itzal marra (Línea de sombra)", exposición de Ibon Aranberri

Altitud: 43.324954

Latitud: -1.984927

Open data Euskadi

visualizado 71 veces

12 de junio de 2019 a las 04:15

Entrada de Exposiciones en el agenda de Euskadi

+ Modificar/borrar agenda + Aadir entrada en agenda gratis